FOTOGRAFÍA EN EL EMPORDÀ

Retiro de fotografía lifestyle en el Empordà con Expedición Polar

 

Explorar la zona del Empordà es siempre una gran experiencia y más si lo haces en plena primavera acompañada de 10 mujeres creativas, inspiradoras y grandes profesionales de las que aprendí fotografía lifestyle en un retiro organizado por Expedición Polar.

Nos alojamos en una preciosa casa rural en el Alt Empordà llamada La Capsa de Llum, situada en pleno núcleo antiguo de Vilanant, un pequeño pueblo de 300 habitantes original del siglo XVII. La luz que envolvía esta masía durante todo el día era realmente espectacular y daba mucho juego para las sesiones fotográficas que organizamos en la casa. Los alrededores, maravillosos campos en pleno estallido de colores primaverales y otras poblaciones características de la zona del Empordà, se convirtieron en el escenario perfecto para fotografiar amaneceres y atardeceres que difícilmente olvidaremos.

En este retiro de fotografía en el Empordà aprendimos a apreciar la belleza de la simplicidad en elementos y situaciones de lo más cotidianas y a contar historias a través de nuestras fotografías. Fueron cinco días de desconexión total con el mundo exterior y de conexión real con nuestro mundo interior.

 

Emporda_Expedicion_Polar_lifestyle_fotografia

 

Mònica Bedmar y Caterina Pérez, fotógrafa y estilista respectivamente, fueron las encargadas de orquestar este retiro de fotografía en el Empordà, acompañadas por Chlóe Sucrée creadora de Being Biotiful, experta en comida saludable con la que disfrutamos mucho viendo cómo preparaba platos sanos, sencillos, riquísimos y muy fotogénicos. Aprendimos mucho de cada una de ellas en sus distintas disciplinas, pero la verdad es que nos lo pusieron muy fácil porque aprender de personas a las que les apasiona su profesión hace que te contagien con su entusiasmo y todo fluya con gran naturalidad.

En este retiro de fotografía en el Empordà no faltaron el contacto continuo con la naturaleza, algún madrugón para ver la salida del sol, los desayunos improvisados bajo los primeros rayos de luz, los atardeceres en la playa hasta la puesta del sol, los regresos a la casa al ritmo de la mejor música, las visitas a mercadillos de la zona y, sobre todo, las reuniones alrededor de una mesa en las que se contaban muchas historias y se reía hasta la saciedad. Estos pequeños grandes momentos son los que hacen tan especiales este tipo de retiros, ya que consiguen conectar a un nivel profundo a personas totalmente desconocidas en muy poco tiempo.

 

 

Uno de los días nos levantamos a las 5 de la mañana y nos dirigimos hacia el conocido Estany de Banyoles para ver la salida del sol, capturar la maravillosa luz del Empordà con sus primeros rayos de sol, preparar un pequeño picnic para fotografiar y aprender sobre distintos tipos de estilismos y desayunar todas juntas frente al lago. ¡Fue una experiencia realmente única!

Alrededor del medio día nos dirigimos hacia mercados de la zona donde compramos fruta y verdura para componer bodegones y fotografiarlos. Y acabamos el día con una excepcional cena casera a la luz de las velas preparada de manera magistral por Chlóe Sucrée en el frondoso jardín de la casa dónde nos alojábamos y desde donde solo podíamos oír el repicar de las campanas del campanario de la Iglesia de Santa María de Vilanant.

Nosotras mismas salimos a buscar flores para realizar arreglos y decorar la mesa con una marcada inspiración mediterránea. Elegimos los colores y los utensilios de decoración para la mesa y, por supuesto, le dimos el romántico toque final con velas. ¿Se te ocurre un día mejor para una apasionada de la fotografía, el estilismo y, en general, de la belleza de las pequeñas cosas como yo?

 

Emporda_Estany_Banyoles_Expedición_PolarFotografia_Salida_Sol_Estany_Banyoles_Emporda

Estany Banyoles Emporda salida sol

Salida_Sol_Estany_Banyoles_Emporda_fotografia

Emporda_Expedicion_Polar_cena_estilismo

 

Por supuesto, también hubo espacio para la improvisación. Una de las tardes, una intensa tormenta nos sorprendió y decidimos resguardarnos en la casa aprendiendo más sobre edición fotográfica. Hacia el atardecer la lluvia cesó y alguien dijo: “¡mirad que luz de atardecer tan bonita!”. Sin pensarlo mucho, acto seguido subimos al coche y nos dirigimos hacia la playa de Sant Pere Pescador para ver la puesta de sol y dónde improvisamos una fantástica sesión de fotos con unos preciosos vestidos de estilo ibicenco de Fashion Changemakers. Al final, te puedes imaginar, vestidos mojados, nuestras modelos en el agua desafiando al viento y las bajas temperaturas del mar para la época y, por supuesto, una puesta de sol increíble con una compañía inmejorable.

Cuando el sol ya se despidió de nosotras, volvimos a la casa todas en el coche tarareando una canción que decía así:

“When the sun goes down, and the band won’t play, I’ll always remember us this way”

Entre verdes campos y cielos anaranjados, la noche acechaba, y yo no podía dejar de pensar en la idoneidad de aquella canción para poner un punto y final de oro a este retiro en el que tanto aprendí, del que me llevé los mejores recuerdos y en el que conocí a mujeres que me inspiraron profundamente y me hicieron entender la vida de otra forma a través de la fotografía.

¡Gracias Laura, Mònica, Marina, Aida, Caterina, Susagna, Olga, Virginia, Chloé, Maria y Miriam por esos maravillosos días juntas!

¿Te apuntas al próximo retiro de fotografía lifestyle de la mano de Expedición Polar? Si aún no has visitado la zona del Empordà en Catalunya, échale un vistazo a este post y descubre algunos los pueblos más fotogénicos del Empordà. ¡Espero que te gusten!

 

Emporda Expedicion Polar fotografia lifestyle

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER

¿Quieres recibir inspiración para hacer de tus viajes experiencias inolvidables?

Pin It on Pinterest